martes, 8 de septiembre de 2009

Andrea (4ª parte)

La habitación olía a hospital; era una mezcla entre analgésicos y muerte. El doctor revisaba los resultados del último análisis de mi padre y los datos en la pantalla de las distintas máquinas que decoraban el dormitorio. Le dijo algo al ogro, que no alcancé a escuchar, y salió.

-Ricard, me voy- dije nada más quedarnos solos

-¡¿Cómo?¡-sus ojos estaban a punto de salírsele de las órbitas

- lo que has oído. Me voy. No me voy a someter a esas pruebas, no voy a ser tu donante.

- soy tu padre Andy… por favor- parecía suplicar. ¿Mi padre suplicando? Esto era nuevo.

- ¡¡no me llames así¡¡ jamás vuelvas a llamarme así . ¿Me has oído? ¡¡¡¡¡ Jamás¡¡¡¡¡ Así solo me llamaba mi madre. Juré ante su tumba que jamás te ayudaría.- nunca tuve dudas a la hora de tomar mi decisión pero oírle llamarme así me enfureció y le sentenció. Estaba más segura que nunca. Su vida no valía nada para mí.

- puedo obligarte y lo sabes. Mis abogados moverán los hilos que hagan falta, llamarán a todas las puertas y en dos semanas estarás sobre la mesa de un quirófano.-amenazó. Pero el único aterrado en esa habitación era él. Sabía que si me obligaba no sería a través de abogados, mi padre empleaba otras técnicas más rápidas y efectivas. Sin embargo, le seguí el juego. Era divertido verle desquiciado.

- inténtalo. Cuando lo consigan, tú ya estarás muerto y yo lejos de aquí. La justicia en este país es lenta papi -dije en un tono irónico, aunque a partir de ese día e incluso después de su muerte tendría que dormir con un ojo abierto. Estaba jugando en la liga de los poderosos, donde un no nunca vale como respuesta. Y no me engañé.

- hija de puta, eres igual que tu madre, debí enviarte con ella hace tiempo. Nunca me has servido para nada. Un lastre, solo eres eso.

- pero tú te mueres…tu dinero no puede comprar ni mi amor ni tu salud. Escogiste mal tus prioridades papi…

- esto no acabará así…- gritó ya sin aliento.

- lo sé, pero recuerda de quien soy hija. Si algo heredé de ti es el saber defender lo que es mío.

Intentó decirme algo más pero la rabia le impedía hablar. La verdad no tiene vuelta de hoja. Sonriendo salí de la habitación, cogí mi maleta y me dirigí a la salida. Sentía como se clavaban en mi espalda las miradas de todos los que estaban en la casa. Acababa de poner punto y final a mi vida en esa familia. Acababa de sentenciar a mi padre y ganarme muchos enemigos. Pero me daba igual. Hacía mucho tiempo que ya no formaba parte de los Villegas. Creo que nunca fui parte de esa jauría, siempre fui sólo hija de mi madre. Mi única familia llevaba 18 años bajo tierra.



Seis horas después, entré en mi cuarto de la residencia y decidí olvidar todo lo vivido hasta ese momento y empezar de cero. Pero,..¿Me dejarían hacerlo?... CONTINUARÁ


11 comentarios:

21 GRAMOS DE ALMA dijo...

hola Seo , preciosa , siento que tú tambien estes pasando malos momentos , es tremendo querer pasar pagina y no poder ,querer hablar y que no te quieran escuchar , en fin tesoro ...sabes donde estoy y en mi pagina esta mi mail , no estas sola ...te dejo un abrazo cálido lleno de amistad ...
conseguiremos dejar de beber dolor , ¡ ya lo veras !y volveremos a sonreir , hasta pronto corazón .

Tres dijo...

Hola Seo. Q tal estas? :)
Q sepas q ya me tienes aqui a la espera de una nueva parte, me has dejado....no podia parar de leer!
Eres genial! Un besico :)

leoriginaldisaster dijo...

fuf... es genial esta historia.
Te felicito seo!
y te mando buenos deseos:)
un besazo!!!

Sandra dijo...

Hola guapa, paso a saludarte, pero sin tiempo para leerte. En cuanto pueda te leo de pe a pa.

Besos.

eva dijo...

Te acabo de encontrar y solo puedo decir que transmite mucha dureza la historia y mucha mucha valentía enfrentarla así.

Aunque leida con Debussy parece menos dura.

Besos
eva

lys dijo...

Es una historia turbulenta entre padre e hija, me gustaría saber el final.

salvadorpliego dijo...

Ufffffffffffff... Super intenso.

Un verdadero gusto leerte.

Deprisa dijo...

¿Continuará? Vaya, eso significa que estaré encantado de volver a leerte.

Fer de Deprisa

MALDELTORDO dijo...

Hola Seo!!!Vaya, vaya...estuve un tiempo desconectada de los blogs... Me había dejado esta historia a medias, y me ha encantado retomarla y ver que la cosa aún no ha terminado,jejeje. Esperando estoy la 5ª parte!! Un beso y mucho ánimo!!

Aldhanax Swan dijo...

Oía! yo había pensado que había publicado.
Quiero la 5ta parte me tiene atrapada este cuento.
Está genial Seo!
Besos

Daniel Rico dijo...

Que buena historia, no puedo esperar a saber como sigue; para mi que el tipo la hace secuestrar para conseguir el transplante como sea, pero le hacen una prueba de compatibilidad mas sofisticada y descubren que en realidad no es la hija... es la hermana!

Perdon, creo que estoy leyendo demaciado Corin Tellado.

exelente tu sito, saludos.