lunes, 5 de octubre de 2009

Andrea (6ª parte)



No sé si era efecto de los sedantes o de mi imaginación, pero mi tía acababa de decir que acabásemos con ellos. No podía pensar con claridad.

- ¿qué dices? Tú has visto muchas películas tía. Qué pretendes, que vaya a su habitación y le dé una paliza como venganza. No, mejor les pego un tiro y les dejo fritos en el sofá. ¿Eso te parece mejor?

- ¡Deja de decir tonterías¡

- Entonces qué, matones a sueldo, veneno en la comida, dime…- Me tenía intrigada.

- Será mejor que ahora te deje descansar. Creo que sigues bajo los efectos de las drogas que te suministraron y dudo que así pienses con cabeza. Duerme un rato. Me quedaré aquí contigo. Así estarás más tranquila.

- No quiero dormir, quiero largarme- objeté.

- Pues eso ahora no es posible. Hazme caso y duerme o seré yo la que ahora te drogue.-su tono amenazador resultaba cómico. Era demasiado dulce para dar miedo. Pobre mujer. Igual que mi madre, ella no había elegido esta vida.

- No más drogas no. Está bien. Pero prométeme que me ayudarás a salir de aquí una vez recupere las fuerzas.- Estaba cansada y dormir un rato no era del todo una mala idea. Cuando recuperase las fuerzas me iría de esa casa, con apoyo o sin el.

- De acuerdo- dijo, aunque no sonaba todo lo sincero que yo esperaba.



La verdad es que estaba tan agotada que nada más cerrar los ojos me quedé dormida. En sueños reviví lo que me acababa de contar mi tía. De pronto, me vi desnuda sobre la mesa de un quirófano (tendría que averiguar donde lo hicieron, porque dudo que me llevasen a ningún hospital o clínica), rodeada de varios médicos. Se reían. Seguramente habían recibido una buena comisión por ese trabajillo extra. Un apartamento nuevo, un coche o un cheque con demasiados ceros. Mi padre nunca se andaba con tonterías, en lo que a sobornos se refiere. Era tan real mi pesadilla que incluso sentía los pinchazos y sus manos sobre mi indefenso cuerpo tendido sobre la fría mesa de operaciones. Creo que volví a llorar aún dormida. Escuchaba la voz de un hombre tras los doctores ordenándoles que extrajesen la mayor cantidad posible, que lo importante era salvar al señor Villegas, la chica sería un daño colateral. La voz de Carlos, mi cariñoso tío. Pedazo hijo de mala madre, un daño colateral. La furia que recorría mis venas hizo que me despertase de sopetón, asustando a Julia.

- ¿Estás bien Andy?.- preguntó asustada

- Mejor que nunca…¿cómo dices que vamos a acabar con ellos?.-dije con una sonrisa en la cara y el odio que sentía ardiendo en mis pupilas.

- Dicen que si no puedes vencer a tu enemigo lo mejor es unirse a él y eso es lo que tú vas a hacer.

- Explícate…- le exigí. No quería andarme con rodeos. Quería verles pagar y lo quería cuanto antes

- Yo soy parte del cotarro y nadie se fiaría de mí si ahora dijese que quiero entrar en el negocio. Sin embargo tú nunca estuviste metida en estos chanchullos. Vamos a jugar a dos bandas cielo

- ¿A dos bandas?

- A tres: tu padre, Ladislao (el antiguo socio de tu padre) y como no la policía. Mataremos unos cuantos pájaros de un solo tiro.

- No entiendo a dónde quieres llegar Julia ni a qué pájaros tengo que matar.- me sentía dentro de un bucle sin sentido, como si mi vida se estuviese transformando en un guión de cine.

- Mi niña, vas a entrar en las filas de Ladislao y yo voy a darte toda la información que necesitas para ello. Tendrás que conseguir que se fie de ti. Sigue furioso con tu padre por haberle traicionado. Pasó tres años en la cárcel y quiere venganza. Esa será nuestra mayor arma: su deseo de vendetta.

-¿Estás loca?.- Yo dentro de un grupo de contrabandistas y traficantes de mujeres. Si hombre y qué más, armas biológicas. Pero si era estudiante de periodismo, no agente infiltrado. Lo que pensaba, esta mujer había visto demasiadas películas.

- Tenemos que enfrentarlos de tal modo que se eliminen los unos a los otros y nosotras consigamos la información necesaria para que la policía los coja a todos. Una vez detenidos, nosotras seremos libres y ellos se pudrirán entre rejas. Piensa que de este modo los verás pagar por todo. Por lo que te han hecho a ti, a mí y a tu madre.- En parte era una buena idea, verles pagar se estaba convirtiendo en mi única motivación.

- Está bien, no sé si eras tú la loca o yo. ¿Cómo lo haremos?.-Aún hoy pienso que esa decisión la tomaron las drogas y no yo, porque una persona en su sano juicio no lo haría. Creo que yo lo llevaba en la sangre. Algo tendría que haber heredado de Ricard.

- Pronto te lo explicaré, pero antes tendrás que recuperarte y tendrás que conocer al agente de policía que nos ayudará y a alguien más que ahora no puedo revelarte. Nos protegerán y apoyarán para que podamos acabar con esta escoria Andy.



Estuve casi dos semanas en cama, bajo la vigilancia constante de mi tía y Carlos. No quería que me escapase y contase lo que me había hecho. De todos modos, qué pruebas tenía. Ninguna. Mi padre no apareció en todo ese tiempo.
Durante mi convalecencia llamé a mis compañeros de clase y residencia, seguramente preocupados por mi repentina desaparición. Simplemente les dije que un asunto familiar me tendría ocupada un tiempo aún sin definir. Menudo asunto familiar…

CONTINUARÁ

9 comentarios:

Calvarian dijo...

Sigo esperando lo nuevo...falta mucho???
Bésix

joselop44 dijo...

Me encanta la historia de Andrea. Estoy deseando leer más.
Un abrazo guapa.

Ms Sheet dijo...

Wouh!

Tres dijo...

A por ellos pues!!! jejeje :)
Jo, q pronto se a pasao.....Seo, no tardes wapa!!!


Un abrazo!! :)

Aldhanax Swan dijo...

Venganza qué bueno.. el sabor de la venganza placer exquisito.
Me sigue atrapando!!
Besitos.

ms. davis dijo...

ño recuerdo si habia leido esta parte antes o no, de todos modos, es muy buena la historia se pone emocionante, estoy en espera de ver que pasa


saludos, espero qeu te encuentres bien

Verónica (peke) dijo...

Hoy necesitaba de este espacio, necesitaba mi cafe con tus historias...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon siempre que quieras con una taza de cafe...

Sandra dijo...

Joe con la tia. La verdad es q voy un poco perdida :S

Besos.

sonia7386 dijo...

Pues ya tengo yo ganas de saber lo que les van a hacer jeje voy a seguirrrrr